proyecto - 2006

Después de mucho buscar, el cliente encuentra un local bien ubicado para instalar su clínica dental. Pretende que la propia arquitectura del local sea un reclamo publicitario, que se abra al exterior sin perder la privacidad necesaria, y que invite al paciente a entrar, quizás solamente a informarse, ya que está en una calle de elevada concurrencia.

El programa consiste en tres box de consulta, una sala para rayos-x, un despacho privado cercano a la entrada, una sala de aprendizaje, un office y un laboratorio y sala de esterilización que sean como un escaparate.
Como requisitos de funcionamiento el cliente solicita la importancia y amplitud de la zona de acceso; que se diferencien tres zonas (espera, clínica y privada) y que el mostrador central pueda recibir tanto a los pacientes que ya han sido atendidos como a los que llegan. Y todo sin afectación estructural.

Debido a la notable altura el local, entendemos a éste como un contenedor, casi como si se tratase de un espacio al aire libre, dentro del cual se desarrolla una arquitectura de volúmenes correspondientes a cada uno de los espacios necesarios. Estos volúmenes son cubos cerrados y con su propio techo que organizan el espacio y dan una escala adecuada de cara al usuario rebajando la altura perceptible. La altura de los cubos permite captar la totalidad del espacio del local, que absorbe la luz recibida a través del gran ventanal del patio trasero. Además se diferencia gracias a los materiales el contenedor y el contenido, respetando la esencia original del espacio.

En la entrada un cubo suspendido en el aire conforma el recinto de gestión y se coloca estratégicamente con tal de controlar la entrada y la salida de la zona clínica, ofreciendo al recién llegado una vista de la zona clínica a través del corte horizontal para la recepción, pero negando la visión desde la zona de espera. Este cubo evidencia la máxima altura del local en el espacio de llegada y configura un espacio presencial.

El patio posterior es una prolongación visual del aula de aprendizaje gracias a un gran ventanal. Esta zona funcionará de manera autónoma respecto la clínica, incluso cuando ésta está cerrada a los pacientes.

clínica dental
mmaa joanmileliremònicamartínezarquitectes
equipamientos y locales comerciales
locales comerciales
Back
Next