concurso - 2009

Miami Playa es una urbanización de 60 años de antigüedad. Es una población joven, contruida a la vera de la carretera N-340 y que rápidamente ha crecido gracias a la belleza natural del entorno y su clima benévolo.

No hay antiguos senderos ni vías, sólamente la propia carretera, ni rastros de antiguos pobladores. Lo único que hay, aunque casi expropiada, es la naturaleza, la vegetación propia de la maquia litoral, la actividad de la agricultura entendida como algo natural, con sus barracas de piedra seca y sus cultivos de almendros, olivos y vid. El proyecto propuesto reinterpreta esta identitad casi perdida con tal de dotarse de sentido.

Así pues, del espacio abandonado por la carretera resurge la naturaleza. La naturaleza entendida como identidad, lo que siempre ha estado ahí, oculto pero latente, la Naturaleza con mayúscula. La naturaleza coloniza el vacío hallando al hombre, el nuevo morador, con el que pacta la cohabitación del espacio.

La Avenida será frondosa, exuberante, llena de verde a diestro y siniestro, a la apr que urbana, centrando la atención en el antiguo vacío, no en las fachadas a las que sirve. Las mismas fachadas sugieren la sección, típica de rambla. Es un proyecto de la naturaleza para el hombre y viceversa.
ordenación de la avenida barcelona de miami playa
mmaa joanmileliremònicamartínezarquitectes
espacio público y urbanismo
Back
Next